Cómo las Redes Sociales liberan el Potencial Humano

how-social-unlocks-human-potential

Por Marc Bovens, Group Head of Collaboration and Knowledge Sharing

 
El primer email fue enviado en 1971 por Ray Tomlinson, el hombre que implementó el sistema del correo electrónico. 30 años más tarde prácticamente cada empresa en el mundo desarrollado usaba el correo electrónico como principal sistema de comunicación, acelerando así los procesos operativos y nuestra facilidad para comunicarnos con miles de personas a la vez. Transcurridos cinco años más tarde aparece el primer tweet en 2006 enviado por el cofundador de twitter, Jack Dorsey.

 

Sin embargo ahora, las cosas son muy diferentes. En 2014, las bandejas de entrada continúan acumulando  correos  electrónicos sin leer, afectando a la eficacia y productividad, en conflicto con las formas de trabajar a alta velocidad, en tiempo real, exigidas por los usuarios, clientes y la generación del milenio. En particular los últimos, la generación de jóvenes confía menos en los correos electrónicos, prefiriendo por el contrario plataformas de comunicación como la mensajería instantánea, Snapchat, vídeo y Facebook. Cada vez más, las universidades usan plataformas de colaboración para comunicarse con los estudiantes, por eso cuando los licenciados jóvenes y de talento empiezan a trabajar en una empresa, se sorprenden de que no exista la tecnología y cultura para facilitar el trabajo en equipo, teletrabajo y equipos virtuales. Esto está forzando a ejecutivos de alto nivel a replantearse cómo se comunica su organización y acepta la colaboración.

 

Tal y como Gartner indica, estamos en la era del 'consumidor de negocio – un empleado para quien las actividades comerciales forman parte de un estilo de vida más amplio’, conocimiento que desafía los convencionalismos del lugar de trabajo. El concepto de Gartner es que la gente no deja de ser consumidor cuando entra en el lugar de trabajo, por el contrario continúa tomado decisiones como un consumidor sobre la forma como trabaja y tiene grandes expectativas en la tecnología de su lugar de trabajo. Los empleados tienen una formación digital y, por lo tanto, las redes y las formas sociales de comunicación y colaboración se están infiltrando en sus hábitos de trabajo. En resumen, el consumidor de negocio necesita un lugar de trabajo flexible y digital –  y las empresas deberán aceptar estas necesidades para seguir siendo competitivas y productivas.

 
En Atos nos anticipamos a esta tendencia embarcándonos en nuestro " journey to zero " desde el 2011, tratando de reducir de forma importante el número de correos electrónicos enviados por los empleados cada día, y adoptando nuevas formas de trabajo, centrados en las tecnologías innovadoras y colaborativas.

 

Ha sido necesario un enorme cambio cultural y adaptación por parte de todos nosotros - pero hemos obtenido beneficios. Con el aumento en las redes sociales corporativas como blueKiwi, reuniones virtuales, chat y herramientas para compartir documentos, las empresas están dadas a transformar la forma como nos comunicamos y trabajamos en departamentos que antes estaban aislados y en equipos virtuales.

 

Son estas redes sociales y plataformas de comunicación las que tienen la llave para liberar nuestro verdadero potencial - permitiendo compartir el conocimiento ampliamente, encontrar a los expertos adecuados, tanto interna como externamente, y trabajar en diversos equipos sin importar las fronteras, culturas y funciones para impulsar la innovación y fomentar la creatividad.

 

La era del consumidor de negocio trata de impulsar y conectar a las personas, ofreciendo una plataforma que permita comunicarse y colaborar de la forma más efectiva y que tenga sentido para todos. Lo digital es claramente el futuro; a través del uso que la gente hace de los medios sociales y las nuevas formas de trabajar, podemos liberar realmente el potencial de los empleados y transformar la forma en la que hacemos negocios.

 

marc-bovens

Marc Bovens, Group Head of Collaboration and Knowledge Sharing. Marc trabaja en la industria de TI desde hace 25 años. En su función de tecnólogo de negocio y consultor formó parte del desarrollo e iniciación de sistemas de logística y finanzas en Europa, Taiwan y Japón. Como CIO y CTO regional, Marc ha asesorado a equipos de industria a desarrollar nuevos mercados y cuentas. Más recientemente ha dirigido el programa Zero Email de Atos y ahora está al frente de la colaboración social y del intercambio de conocimiento en Atos. Vive en Bélgica con su mujer y sus dos hijos.

Contáctenos

Atos Spain
trans-1-px
Nuestra página web utiliza cookies. Si continúa navegando por esta web, acepta que sigamos usando cookies para mejorar nuestros servicios y permitir el análisis de sus
hábitos de navegación. Si no está de acuerdo, puede bloquear su uso mediante la configuración de su navegador como se explica en nuestra Política de Privacidad
Aceptar Más información